Las Palmas de Gran Canaria, jueves 11 de agosto de 2016.- El Festival de Teatro, Música y Danza TEMUDAS de Las Palmas de Gran Canaria clausura su 20º edición con el estreno de Los malditos, un relato en clave policiaca sobre el drama de la trata de blancas y las migraciones humanas que constituye, además, la primera coproducción del proyecto de los Corredores Culturales de la Red Eurolatinoamericana de Artes Escénicas (REDELAE). La obra se representará el viernes 12 y el sábado 13, a las 22:00 horas, en el escenario al aire libre de la plaza de Santa Ana - Espacio Obra Social La Caixa, en el casco histórico de la capital grancanaria.

Tras el éxito de Me llamo Suleimán, preseleccionada para los Premios Max en la categoría de Mejor Autoría Teatral y ganadora de seis Premios Réplica Artes Escénicas, el director Mario Vega (Ingenio, 1976) repite con un texto de Antonio Lozano y lleva a escena el primero en solitario del escritor. En palabras de Lozano, Los malditos “aborda el asunto de los grandes movimientos humanos forzados en el planeta, entre los que se encuentran desde los refugiados de guerra a los desplazados internos, pasando por los exiliados políticos y las mujeres que son objeto de las redes de la prostitución, en el contexto de vulnerabilidad al que están sometidos y desde una perspectiva dramática que pusiera en evidencia la situación de esclavitud y explotación que padecen”.

Los malditos centra su arranque en el oficio de un periodista uruguayo residente en una ciudad portuaria para abrirse, a continuación, a la resolución de un caso de asesinato y trata de blancas junto a su amigo, un congoleño conocido en uno de sus viajes a África enamorado de una prostituta. El jefe del periodista y el camarero del bar que hace de punto de encuentro completan el cuadro de personajes principales que interpretan el uruguayo Gustavo Saffores, el español de origen guineano Emilio Buale, la canaria Soraya G. del Rosario y el argentino Quique Fernández, éste último desdoblado en dos roles.

El espacio escénico -concebido por el propio Mario Vega en torno a un única estructura tubular móvil, que permite la ambientación de las distintas escenas-, la banda sonora, basada en la Novena Sinfonía de Beethoven, y el trabajo audiovisual realizado por Juan Carlos Cruz e integrado en las distintas escenas constituyen también tres elementos clave del montaje de Los malditos, seleccionado por el Festival a través de una convocatoria pública para la coproducción de proyectos canarios. La banda sonora ha sido compuesta y dirigida por José Brito e interpretada por la Orquesta Universitaria Maestro Valle de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Otros campos artísticos y técnicos, como el vestuario y la caracterización y el diseño de iluminación de Los malditos, cuyo estreno en el Festival TEMUDAS cuenta con el apoyo de Audiovisuales Canarias, corren cargo de Nauzet Afonso e Ibán Negrín, respectivamente.

Primera coproducción internacional de Redelae

Los malditos es una producción de la factoría unahoramenos que constituye, como se indica anteriormente, la primera coproducción internacional del proyecto de los Corredores Culturales de la Red Eurolatinoamericana de las Artes Escénicas (Redelae), entre los cuales se encuentra el propio Festival TEMUDAS así como el MUECA, de Puerto de la Cruz; el Festival Internacional de Teatro de Manizales, de Colombia, donde se representará los próximos 6 y 7 de septiembre; la Sala Verdi, de Montevideo y Escena Sur de Aquitania, de Francia, el Padroado de Cultura de Narón (A Coruña) y Donostia Kultura (Guipuzcoa). Participan además como coproductores, el Ayuntamiento de Agüimes, el Cabildo Insular de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias.

La Red Eurolatinoamericana de Artes Escénicas se creó en octubre de 2013 a partir del primer encuentro realizado en Bayonne (Francia), convocado por el Festival Théâtre Les Translatines de Bayonne (Francia) y el Festival de Teatro de Manizales (Colombia) y tiene entre sus objetivos consolidar una red informal de festivales, ferias y mercados de las artes escénicas, para el intercambio y fortalecimiento de la producción escénica euroamericana, así como para propiciar la circulación de los productos y servicios culturales asociados a las artes escénicas, tal y como informa la Red en su propia página.