La concejal del área de Cultura, Encarna Galván, junto a Marisol García, directora del Festival, acompañadas de Kevin Albancando y Sigrun Fritsch, coreógrafa y directora artística de la compañía alemana PAN.OPTIKUM, respectivamente, presentaron ayer miércoles 20 de julio, en la Plaza del Pilar Nuevo, el espectáculo The Cossing Lines, en el que participan 24 jóvenes bailarines canarios de 17 a 25 años de edad, y que se representará en una única función el domingo 24 de julio, a las 21.30 horas, en este mismo espacio, en el marco del 20º Festival de Teatro, Música y Danza TEMUDAS de Las Palmas de Gran Canaria.

El público del Festival será testigo del estreno en España de este espectáculo internacional de gran formato dirigido a fomentar un nuevo teatro joven y multicultural en el que tienen cabida ritmos urbanos como el Dance y el Hip-hop y las letras de rap de la compañía alemana Rapucation, en el que 24 jóvenes artistas canarios tienen la increíble oportunidad de conectar con el proyecto europeo Power of Diversity además de forjar vínculos con el mundo profesional del arte al aire libre a nivel internacional.

Power of Diversity – The Crossing Lines Project es un proyecto europeo de cooperación a gran escala, que cuenta con financiación de la Unión Europea, a través del Creative Europe Programm, en el que 40 jóvenes, seleccionados y formados en el taller que la compañía alemana PAN.OPTIKUM impartió en la capital grancanaria el pasado mes de abril, formaron parte de la primera acción de esta iniciativa en la que, el Festival de Teatro, Música y Danza TEMUDAS participa junto a 10 ciudades asociadas de toda Europa, que trabajan de forma independiente y desarrollan una actuación específica.

Con el objetivo de crear un diálogo entre los actores y bailarines y el público, los espectáculos son una expresión en sí mismos y proponen explorar diferentes orígenes culturales además de cuestiones como la libertad o el futuro desde el punto de vista de los más jóvenes. El dialogo que formula la obra que podrá verse el próximo domingo a las 21.00 horas en la Plaza del Pilar Nuevo reflexiona sobre la relación entre el hombre y la naturaleza y la búsqueda interior de uno mismo.

Será este entorno histórico de Las Palmas de Gran Canaria el escenario único en el que se incorporarán los elementos escénicos de la danza, la actuación, y el rap en una nueva forma de música-teatro destinado a la apertura de las artes a nuevos públicos.

La línea que impulsará este espectáculo está inspirada en las raíces canarias a través del cuento El secreto de la Isla de San Borondón y una adaptación del cuento de escritor portugués José Saramago, La isla desconocida, así como otros fragmentos literarios de Pablo Neruda y Ernesto Cardenal. En palabras del propio Saramago: “Todo hombre es una isla y es necesario dejar esta isla con el fin de verlo. Si no vamos a salir de nosotros mismos, no podemos vernos a nosotros mismos".

Las Palmas de Gran Canaria es la única ciudad española escogida por PAN.OPTIKUM para formar parte de esta idea que propone desarrollar diez espectáculos diferentes en cada una de las ciudades que forman parte del mismo, entre 2016 y 2017, y una producción final integrada por la unión de todos los representantes y en donde participarán tres de los chicos seleccionados en la capital grancanaria.

La formación integral de estos tres jóvenes en Friburgo, Alemania, junto a otros tantos procedentes de las ciudades participantes para conformar el nuevo montaje, que llevarán por las diez ciudades adscritas y cuyo final de gira tendrá lugar en Las Palmas de Gran Canaria en el Festival de Teatro, Música y Danza de 2018, es uno de los atractivos que impulsan el proyecto.

PAN.OPTIKUM es una de las compañías más importantes de Europa, reconocida por sus espectaculares montajes teatrales al aire libre. Sus trabajos han podido verse en el Festival Internacional de Teatro, Música y Danza Las Palmas de Gran Canaria en dos de sus ediciones anteriores: en 2004 con el galardonado espectáculo Il Corso, y en 2013, con ‘Transition’.

La compañía, creada en 1982 de la mano de un grupo de artistas, bailarines, músicos y acróbatas, pertenecientes a la escuela de circo Le Coq de París, encuentra sus orígenes en el teatro de calle, pero sus montajes han evolucionado y cambiado el rumbo de su creatividad, realizando algo totalmente nuevo que ellos mismos describen como la producción de un "cruce cultural". Tomando como base distintos temas, surgen producciones donde movimientos dramáticos, instalaciones, música, texto, cuadros de gran expresividad y fuegos artificiales se funden en una nueva unidad.